Brenda, la tenacidad hecha comunicadora infantil

September 18, 2009 by  

  Tegucigalpa 30 marzo 2009.-Los 200 kilómetros que separan la comunidad de El Ermitaño -ubicado en Santa Bárbara – frontera entre Honduras y Guatemala-  no suponen un problema para Brenda. Las cuatro horas de autobús, tampoco. No lo dice, pero se deduce a juzgar por su activa presencia en el taller de capacitación de la Red de Comunicadores Infantiles y Juveniles, que se celebró del 16 al 18 de marzo en la cabecera de este departamento, con el apoyo de UNICEF y el Centro Cultural Hibueras.   

 Prefiere atar su larga melena, que luce sobre el chaleco gris que le identifica como miembro de la Red. Confiesa que así está más cómoda, sobre todo, si es para hacer el papel de entrevistada. Sólo hace falta intercambiar un par de frases con ella para darse cuenta de su sentido crítico y su compromiso con los derechos de la niñez: “Somos niños, pero sabemos desenvolvernos en varios temas. No me gusta que decidan por mí, tengo derecho a participar en las decisiones, a saber lo que es bueno y lo que no”.

 Los dos años que lleva formando parte de las Redes de Comunicadores Infantiles le han servido para tomar conciencia de sus derechos y hacérselo saber a otros niños y niñas del país. “Quiero demostrarle al mundo con entrevistas, fotografías o reportajes que nosotros también tenemos derecho a intervenir en las decisiones. De eso hay que informarles a otros niños y niñas del país”, argumenta esta adolescente de 13 años, con una energía que arropa en tono amable.

 Multiplicando la participación

La de Santa Bárbara es una de las 70 redes de comunicadores que posibilitan la participación de la infancia hondureña en la sociedad. Se enmarca en un programa de UNICEF que, en conjunto con las municipalidades de cada departamento, combina la participación adolescente y los medios de comunicación en una misma iniciativa.

 El objetivo es que la niñez opine sobre las decisiones que le afectan a través de su derecho de recibir y difundir informaciones, un ejercicio que se concreta con reportajes audiovisuales sobre los asuntos de sus comunidades. El resultado es TVC Infantil, un programa hecho por niños y para niños, que cada sábado se transmite por los canales de Televicentro, en Tegucigalpa.

 Brenda prepara minuciosamente las preguntas para la directora del Centro Multicultural Hibueras. Si le surgen dudas al escribirlas en su libreta de notas, simplemente, pregunta. El efecto multiplicador de la televisión hace imprescindible cuidar el fondo y la forma de cada reportaje. Por eso, la estructura de un guión o la preparación de una entrevista no se improvisan.

Brenda lo sabe muy bien. Es por ello que saca el máximo provecho a los cursos de formación que UNICEF imparte periódicamente a los integrantes de las redes, donde aprenden sobre derechos de la niñez y técnicas audiovisuales. Éstos duran dos días y los participantes cubren la práctica haciendo las presentaciones y entrevistas para el reportaje que emitirá Canal 10 en unas semanas.

 Creatividad y sueños

“Estoy aprendiendo algo necesario e interesante pero, además, sirve para sacar lo que tenemos acumulado; me sirve para olvidar algunos problemas”, reconoce Brenda. Asegura, además, que estas actividades ponen el punto de creatividad en su vida. Y anima, además, al resto de los niños y niñas a incluirse en este proyecto para que “nuestras actividades no sólo se limiten a casa y colegio”.

 Desde Estados Unidos, donde reside, su padre le apoya para que persista en la Red. Su madre está orgullosa y su hermana pequeña desea seguir los mismos pasos: quiere ser un agente de cambio en la comunidad. Brenda, sentada sobre el césped, se ve en un futuro como “maestra y periodista”. A veces, la actividad en la Red también ayuda a perfilar los sueños.

 

 

 

 

 

 

 

Texto y Fotos Ianire Molero

Cooperante  Vasca

 

 

Subscribe to this newsletter

Comments